Durante mi viaje a este país cargado de cultura y misticismo, tuve el placer de descubrir la cultura y el folklore de Perú, islas flotantes en el lago Titi kaka, admirar las estrellas en el desierto de Ica, pasear entre las ruinas ancestrales del mítico Machu Picchu y formar parte inesperadamente de una ceremonia chaman en Cusco.

El tercer país más grande en cuanto a extensión de América Latina después de Brasil y de la Argentina ofrece unas tradiciones fascinantes, cultura milenaria y unos espacios naturales impactantes como  la Reserva Nacional de Paracas (uno de los ecosistemas más ricos del mundo) o las islas Ballestas, en el balneario de Paracas, donde pude contemplar una gran fauna como lobos marinos y aves guaneras.

Durante mi estancia en Perú, viví una experiencia única: una excursión en vehículo por el desierto de Huacachina, en Ica, contemplando su oasis y tras subir una enorme duna a pie, contemplar el pueblo de Ica a un lado y en el otro el oasis. Tener el enorme desierto de cientos de dunas ante mi y casi tocar con la mano el impresionante manto de estrellas en el cielo al anochecer.

Tras escuchar «¡¡Arequipa, Arequipa, Arequipa, Arequipa…!!» por los vendedores de boletos en la estación de autobuses, llegué a Arequipa, la segunda ciudad de Perú, conocida también como la «ciudad blanca» por sus edificios coloniales construidos con roca volcánica de un color blanco muy singular.

Desde allí, visité el gran cañón del Colca, cuna del cóndor y desde donde pude contemplar una vista impresionante del río Cuica, todo masticando hojas de coca para evitar el mal de altura.

Seguí hacia Puno, una población a orillas del lago Titi kaka, donde están las islas flotantes de los Uros y descubrí cómo vivían ahí.

En mi estancia en Puno, a parte de visitar el lago navegable más grande del mundo, tuve el placer de visitar también una clínica médica, pasando allí dos días ingresada gracias a una linda bacteria alojada en mi estómago que no me dejaba vivir tranquila.

Tras esa experiencia, visité la ciudad histórica de Cusco y el Valle Sagrado de los Incas, una zona fascinante que es considerada la capital arqueológica de América Latina, con un núcleo antiguo de gran belleza.

Cusco te atrapa, pasé allí más de 20 días, su gente, sus mercados locales, su cultura… y mis sensaciones allí, me enamoré del lugar y de su gente, reí y también lloré, bailé y canté, conocí personas pero también tuve que despedirme de ellas y inesperadamente, participé en un ritual chamán a la Pachamama, una experiencia de lo más enriquecedora sin duda.

Y después de andar 10 km por las vías del tren, madrugar a las tres y media de la mañana en el Machu Picchu pueblo y subir cientos de escaleras de noche, en medio de la selva, con un frontal y tropezando más de una vez, llego a las ruinas arqueológicas más místicas que seguramente podré ver en mi vida: el increíble Machu Picchu.

Mi visita a Perú terminó en su capital, Lima. Una capital con mucho ritmo, plazas llenas de gatos en el barrio de Miraflores, experimentar cómo funcionan sus buses locales, contemplar atardeceres desde centros comerciales de lujo a orillas del pacífico, parques del amor, un casco antiguo con una plaza real enorme y unas catacumbas de no dejan indiferente a nadie que las visita.

A parte de terminar mi recorrido en Lima, también finalizó mi visita a América Latina. Un continente realmente fascinante y, por supuesto, un continente que tampoco deja indiferente a nadie y del que estoy ansiosa por volver. Más de 7.000 km recorridos desde el sur de Argentina, mil experiencias vividas, sensaciones, situaciones, aprendizajes…finalizaban en Lima.

¡Buenas rutas, viajera!

¿Te gustó el post?, ¡puedes dejar tus comentarios abajo!


MÁS INFORMACIÓN SOBRE MIS POSTALES AQUÍ

About author View all posts Author website

Farners Martin

¡Hola!
Soy Farners y voy explorando el mundo con mi cámara y una mochila a mi espalda para llenarla de experiencias, sensaciones, historias, aprendizajes y paisajes para poder transmitirte mi pasión por los viajes a través de mis palabras y capturas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.